La temperatura de color en iluminación led es un factor muy importante, y que se tiene que tener muy en cuenta en cualquier instalación.
Antes de comprar un producto de iluminación led nos deberíamos preguntar ¿Qué es la temperatura de color?  ¿Qué temperatura de color tengo que escoger?

En la iluminación led, la temperatura de color se refiere al tono de la luz proveniente de la fuente. Es una medida para describir el tono de luz “cálida” o “fría” de una fuente lumínica, y se basa en el color de la luz emitida por una fuente en combustión.

Desde el punto de vista físico, es la temperatura a la que tendríamos que calentar un cuerpo negro para que emita una luz como la de la fuente.

Diferentes-temperaturas-de-color


La temperatura del color va a influir en nuestro estado de ánimo según sea más blanca o cálida


¿Cómo se calcula la temperatura de color?

La temperatura de color de una fuente de luz se calcula comparando su color dentro del espectro luminoso con el de la luz que emitirá un cuerpo negro calentado a una temperatura determinada.

¿Cuál es su unidad de medida?

Se mide en kelvins (K).

Según la temperatura que se alcance, el cuerpo irradiará unos u otros colores. Esta temperatura no tiene por qué coincidir con la de la luminaria.

Tipos de Temperatura de color

Podemos agrupar las fuentes lumínicas en tres grandes grupos, hablando así de luz cálida, neutra o fría.

Cuanto más alto sea el valor, más frío es el efecto de la luz:

  • CÁLIDA. En valores inferiores a 3500K
  • NEUTRA. Entre 4000K y 5000K
  • BLANCA. Superiores a 5000K

¿Qué temperatura del color debo elegir según el espacio que quiero iluminar?

Una determinada temperatura de color puede parecer más azul, neutra o rojiza en función de la cantidad de luz existente, ya que el nivel de iluminancia (cantidad de luxes en el espacio) también influye en el color percibido.

Tiene mucha influencia en el rendimiento y la concentración. La temperatura alta se asemeja a la luz del día y muchas personas se concentran más con ella. Sin embargo, si se pretende conseguir un efecto relajante, la temperatura de la luz deberá ser baja, puesto que es más tranquila para los ojos.

Aunque podemos encontrar elementos de iluminación LED en las tres temperaturas de color, existen unas tendencias más o menos generalizadas que se suelen seguir en la mayoría de casos:

Según los expertos:

  • El color cálido. Temperatura de color <3000 K. Sensación de confort y relax. Por lo general se emplea en salones y dormitorios donde se busca crear una atmósfera acogedora.
  • El color neutro. Temperatura de color entre 4000 K y 5000 K. Iluminación intermedia, considerada como la más natural. Se emplea en cuartos de baño, ya que es mucho mejor para tareas como, por ejemplo, maquillarse, aunque es perfectamente válida para cualquier estancia. También se recomienda su uso en hospitales, farmacias, oficinas, etc…
  • El color frío. Temperatura de color > 5000 K. Se asemeja a la luz del día, favorece la concentración y permite distinguir mejor los contrastes. Es ideal para cocinas, oficinas y espacios de trabajo en general

 

Con la misma temperatura de color se aprecian diferentes tonos de color en un objeto iluminado. Es debido a otro término a tener en cuenta al elegir nuestra iluminación led: el CRI, del cual podéis aprender más en nuestro post GTLED de Medición de luminarias LED | Aprende a controlar diferencias en las luminarias

En resumen, esta temperatura nos permite clasificar la tonalidad de la luz blanca, desde la más ámbar hasta la más azulada, para poder elegir la que mejor se adapta al ambiente que deseamos crear en el espacio.

Si tienes cualquier duda escríbenos a través del formulario de contacto GTLED y te ayudaremos.

Somos fabricantes de iluminación led, podemos ofrecer soluciones domésticas, profesionales o industriales con los mejores productos.