El factor de potencia es un indicador sobre el aprovechamiento de la energía, es decir, la cantidad de energía que se convierte en trabajo.

Puede tomar valores entre 0 y 1, lo que significa que:

Imagen1_factor_de_potencia

El valor ideal del Factor de Potencia es 1

Cuanto más cercano a 1 sea el valor del factor de potencia de una bombilla, más energía aprovechará la lámpara   →   repercutirá favorablemente en el consumo eléctrico.

Tipos de energía del triángulo de potencias

Para entender mejor qué significa el Factor de Potencia, es necesario definir los 3 tipos de energía presentes en el triángulo de potencias.

Potencia Activa Esta potencia es realmente la consumida en una instalación eléctrica, y la cual se transforma en trabajo útil. Se representa por P y se mide en vatios (W).

La suma de esta potencia activa a lo largo del tiempo es la energía activa (kWh), que es lo que factura la compañía eléctrica (término de energía).

Potencia Reactiva Es la energía que no se transforma en trabajo útil. Se representa por Q y se mide en voltiamperios reactivos (VAr). La compañía eléctrica mide la energía reactiva con el contador (kVArh) y si se superan ciertos valores, incluye un término de penalización por reactiva en la factura eléctrica.
Potencia Aparente La potencia aparente es la suma vectorial de las potencias activa y reactiva. Se representa por S y se mide en voltiamperios (VA).
Tabla. TIPOS DE ENERGÍA   

 

El Factor de Potencia o Coseno de φ (Cos) representa el valor del ángulo que se forma al representar gráficamente la potencia activa (P) y la potencia aparente (S), es decir, la relación existente entre la potencia real de trabajo y la potencia total consumida.

Esta relación se puede representar también, de forma matemática, por medio de la siguiente fórmula: 

 

  Cos φ = P/S

 

Eligiendo una bombilla con mejor factor de potencia nos aseguraremos de que en nuestra factura eléctrica se cuele menos potencia reactiva y no malgaste ni una pizca de energía, por lo que ahorraremos mucho más.